PROTEGER-TU-BARCO-EN-INVIERNO-1

Cómo proteger nuestro barco en invierno

Descubre como proteger tu barco en invierno

Siempre es importante armar un barco que esté acorde a cualquier temporada climática. En algunas regiones la época de invierno puede llegar a afectar toda la estructura de un barco, por lo que es bueno informarse y saber cómo proteger el barco en mal tiempo. 

La mayoría de los navegantes deben tomar en cuenta los tipos de clima para  poder navegar, que a pesar de ser temporales, las lluvias intensas y los fuertes vientos pueden generar ciertos inconvenientes afectando tanto la experiencia del navegante como la estructura de su barco. 

¿Cómo preparo mi barco en invierno? Es una pregunta que siempre se hacen los dueños de barcos, saber prepararse para este tipo de clima puede generar cierta incertidumbre, por lo que los navegantes están siempre en ese constante problema de saber cuándo y cómo navegar, y que tiempo es el ideal para tal fin. 

Actualmente existen apps meteorológicas que ayudan mucho a proporcionar información sobre los cambios climáticos, información sobre el tiempo, para así poder brindar una experiencia única y confortable de navegación y preservar el barco de daños ocasionados por fuertes tormentas.

Algunos consejos para proteger el barco en invierno

Para los amantes de la navegación, el mal tiempo puede atropellar muchas veces sus planes, debido a los daños que puedan causar a las embarcaciones. Por ello, es importante conocer algunos consejos para proteger el barco de estas circunstancias  naturales. 

A continuación presentamos algunos:

PROTEGER-TU-BARCO-EN-INVIERNO

Información sobre el pronóstico climático

La cobertura y el fácil acceso a monitores y mecanismos de comunicación son esenciales para mantenerse en contacto con centrales de rescate. 

Todo esto, en previsión en caso de que sucedan catástrofes o incidentes en el mar, ya sea por el mal clima, desperfectos mecanismos o cualquier otro factor influyente. 

Protección del barco en invierno a través de material sintético

A este tipo de resguardo también se le conoce como invernar el barco. Esto más que todo lo utilizan los navegantes si no están utilizando el barco. 

Es una forma de proteger la embarcación no solo de las fuertes tormentas sino también del verano incandescente que puede haber en algunas zonas. 

La protección se realiza a través del recubrimiento de todo el barco cuidando la pintura y toda la estructura. 

La estructura de un barco siempre debe mantenerse en buen estado. Cuando se está en un muelle sin uso, muchos son los riesgos que pueden presentarse, tales como: moho, filtraciones, deterioro de la pintura y humedad. 

Por esta razón, se recomienda cubrir el barco si es de madera, porque el agua dulce en la sentina genera las condiciones idóneas para la aparición de hongos que pueden destruirla por completo. 

No obstante, si el barco es de otro material como fibra de vidrio (lo más habitual hoy en día), será más resistente a agentes exteriores, pero de todos modos es muy aconsejable cubrirlo.

Cuidados y revisión del motor

Este es el elemento más importante de la embarcación. Cuando se va a la travesía en alta mar, es necesario dedicar un tiempo al repaso y mantenimiento de todo lo referente a funcionalidad del mecanismo del barco, su motor, refrigeración interna, filtros, revisión de líquidos como aceite, gasoil y otros factores que aseguren una buena navegación del barco. 

Cuidado y mantenimiento de equipos electrónicos de la embarcación

Dentro de una estructura de embarcación, es importante verificar todos los detalles de equipos electrónicos, hélices, baterías en caso tal que las lleve consigo, o en su defecto panel solar, que ayuden a un mejor funcionamiento en la navegación. 

Este tipo de revisión debe hacerse cada tres meses para prevenir ciertos desperfectos más graves, y si la navegación es nocturna, la revisión de bombillas y luces es necesaria para asegurar el viaje marítimo.

Las velas, boyas, anclas, filtraciones, ventilación para evitar humedad, y todo el equipamiento de la embarcación, requieren de una revisión exhaustiva que ayude a contrarrestar cualquier accidente marítimo que pueda presentarse en tiempo de fuertes tormentas.

La protección del barco en invierno

Los barcos deben ser protegidos en todo momento, aun cuando no se esté navegando, el cuidado y el mantenimiento del barco debe ser un proceso permanente que ayude a extender su vida útil y su funcionamiento. 

Hay muchas formas de evitar daños a los barcos estacionados en muelles. Existen productos anti hongos o anti moho, que ayudan no solo a mantener la estructura sino también a cuidar el interior del barco mientras este no esté en uso.  

Los barcos son estructuras que deben ser muy cuidadas, su función es estar dentro del agua, sin embargo esto  puede afectar su material de forma muy progresiva. 

Cuando va en navegación sobre mar abierto, los mecanismos deben ser revisados y asegurarse que estén operativos al cien por ciento para navegar con libertad y seguridad. 

Otra opción que ayuda a cuidar el barco en tiempo de fuerte clima es cubrir la embarcación con una buena lona para evitar la acumulación y entrada de agua en bañera, tambuchos e interiores, así como otros daños. 

De este modo, se ensucian mucho menos la cubierta y todas las canalizaciones, por lo que no generarán filtraciones que puedan deteriorar el material. 

Toda esta información les permite a los navegantes y tripulantes estar en total confianza y seguridad al momento de vivir la travesía en mar abierto. Todos estos consejos son herramientas que ayudarán al navegante en cuanto al cuidado, mantenimiento y preservación de barcos en tiempo de invierno.

Nova-Argonautica

Tu tienda online de accesorios y recambios náuticos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.